La leyenda de Guillermo Tell sigue viva en Suiza y más allá

El héroe libertador suizo continúa muy presente en la sociedad del país. Desde certámenes deportivos, hasta representaciones al aire libre se pueden disfrutar a lo largo de todo el territorio suizo y allende las fronteras.

Wilhelm Tell (Siglo XIV), quién ha sido descrito de diferentes maneras, era sin duda un hombre del lugar que habitaba en Bürglen, cantón de Uri, muy reconocido por su gran puntería con la ballesta. Un día paseando con su hijo por la plaza del pueblo se negó a saludar al gobernador del mismo, el representante de la casa de Habsburgo que reinaba en todo el territorio suizo por aquel entonces. Tras ese incidente fue obligado a disparar a una manzana colocada en la cabeza de su hijo. Finalmente venció y el enfado del soberano fue aún mayor. Sin embargo, aunque la veracidad de su existencia es algo que sigue sin poder demostrarse, Tell y sus hazañas siguen representando el espíritu de independencia del pueblo helvético hasta el día de hoy y en diferentes lugares del país se le sigue recordando.

William Tell disparando con la ballesta a la manzana en la cabeza de su hijo

Diferentes actividades mantienen vivo el nombre del héroe de la independencia Suiza como la celebración en la ciudad de Villars-sur-Glânen, en Friburgo, del certamen de Crossfit, el WILLIAM TELL Contest el próximo 29 de mayo.

En el campo de la escena, en los próximos meses tendrá lugar en la ciudad turística de Interlaken (Suiza central) una representación al aire libre en memoria de William Tell. Aprovechando el bello entorno natural de montañas y lagos se escenificará la leyenda del héroe que representa la sublevación de los cantones suizos. Aún están por adjudicarse la fecha y los papeles de todo el elenco. Los actores suelen ser amateurs y durante años llevan colaborando en esta obra teatral.

Pero estas conmemoraciones no ocurren solo en Suiza, el libertador se hace eco fuera del país llegando hasta los Estados Unidos. En New Glarus en el estado de Wisconsin, se conmemora cada año en forma de representación teatral un homenaje al héroe libertador. La obra se lleva representando desde el año 1938, al principio en alemán y actualmente en versión inglesa, todos los actores de la comunidad participan como voluntarios. Para este año 2022 se prevé organizar de nuevo la exhibición.

Tellería, vasco o suizo

Y hasta el cine español se hace eco de las hazañas de este pintoresco personaje. Nos referimos concretamente a la película “La pequeña Suiza” dirigida por Kepa Sojo (2019), un film que nos transporta a la actualidad donde pueblos castellanos, vascos y cántabros comparten frontera aunque con sus dimes y diretes. En un giro inesperado de los acontecimientos se descubren los restos del hijo de Guillermo Tell en un santuario del pueblo de Tellería; y si en principio optaban por ser vascos, el reciente hallazgo les da pie para pedir su incorporación a Suiza. La comedia nos muestra las notorias diferencias culturales entre ambos países, desde la bandera, la comida, la música, la ropa tradicional y lo que es más difícil de cambiar, las costumbres arraigadas que desembocan en una forma de pensar y actuar muy diferente en todos los ámbitos de la vida para los habitantes de ambos lugares.

Escena de la película, “La pequeña Suiza”. Fuente: contraste.info