El FLOSS Festival Basel navega de nuevo en las aguas del Rhein

Desde las escalinatas que bordean el popular barrio de Kleinbasel, cerca del Mittlere Brücke, a orillas del río Rhein, se podrá disfrutar en el mes de agosto del original y atractivo festival de música al aire libre FLOSS. El ambiente mágico en la veraniega Basilea está garantizado con cálidos atardeceres frente al río, el público que acude en masa, los bares para aplacar la sed y los músicos flotando en medio del Rhein.

Los conciertos del festival de música FLOSS tendrán lugar todas las tardes-noches del 10 al 17 de agosto. La entrada es gratuita y el público puede elegir entre sentarse en las gradas al borde del río, reservar plaza en las «Weidling», embarcaciones que imitan a las construidas por los celtas hace más de 2000 años, o deslizarse suavemente por la corriente del río mientras escuchan las músicas más diversas que provienen del escenario instalado en la balsa, “das Floss”, anclada a pocos metros de la orilla.

El escenario flotante de 15 metros de largo por 10 de ancho, con sus velas incluidas, fondeado en el Rhein, será la plataforma excepcional un año más para los artistas y músicos que actuarán durante dos semanas de agosto.

Fotos por floss.ch

Actuaciones

Adrián Sieber 10/08
The Tarantinos 11 /8
21st Century Abba 12/08
Megawatt 13/08
Olympic Antigua 15/08
Seven 16/08
Sam Himself 17/08
Schwellheim 18/08
Suma Čovjek 19/08
James Bond Tribute Schow 20/08
Circle of Mud feat. FloBauer 22/08
Vanesa Harbek Band 23/08
Adrián Stern 24/8
Vlada 25/8
Stress 26/8
77 Bombay Street 27/8

El iniciador

Tino Krattigert es el alma mater de la Balsa cultural a orillas del Rhein. Arquitecto, residente, ex-miembro del Consejo del cantón de Basilea, lleva más de 20 años capitaneando el proyecto de cultura musical para todos junto con la tripulación. En declaraciones a la revista online ralu.ch, explica que la idea surgió de su creencia de que “la cultura debe llegar a la gente desde el contacto más directo, en el pulso de la vida urbana, en medio de la ciudad”; y al mismo tiempo de “la observación de que la gente se siente visiblemente atraída por el agua, sobre todo los jóvenes. Es decir, que hay una clara conciencia de la calidad de estos lugares junto al agua”.

Añade este arquitecto y creador de eventos, que otro factor decisivo para que esta iniciativa tomara forma, fue su percepción de “la increíblemente atractiva escalinata a lo largo del Rhein (…). Tuve la sensación de que realmente la gente no la usaba porque no había interacción entre los espectadores y la representación, es decir faltaba el reflejo de los artistas y el público, que es un requisito esencial para que se establezca un diálogo entre los que están sentados”.

Un año más habrá «Balsa» con música y agradables atardeceres a las orillas del Rhein, todo un lujo que la bella ciudad de Basilea ha logrado mantener.