“Los reyes del mundo” gana el Zurich Film Festival

La cineasta colombiana Laura Mora se lleva el Ojo Dorado al mejor largometraje internacional con su segunda película, la historia de cinco chicos de la calle de Medellín que inician un viaje hacia el norte para recuperar terrenos expropiados a la abuela de uno de ellos.

Con actores no profesionales: sin método, sin formación escénica, pero con una capacidad innata para transmitir lo que verdaderamente importa. Así trabajó la directora de cine Laura Mora en su primer largometraje, Matar a Jesús (2017), y lo ha repetido en su segunda película, Los reyes del mundo (2022), que llegó a Zúrich tras ganar la Concha de Oro en el Festival internacional de cine de San Sebastián.

Los reyes del mundo cuenta la historia del joven Rá, que vive en las calles de Medellín con sus amigos Culebro, Sere, Winny y Nano, todos ellos sin familia y sin dinero. De repente Rá recibe una noticia esperanzadora: el Gobierno le concede el derecho a recuperar las tierras de las que los paramilitares expulsaron a su familia, por lo que los cinco amigos parten desde Medellín en dirección norte hacia la región del Bajo Cauca. Su viaje resulta tan duro como hermoso y oscila entre la aventura y el delirio; muestra la amistad inquebrantable entre los chicos, su dignidad y esa desobediencia que los mantiene vivos, pero además es la excusa para mostrar los fabulosos paisajes de Colombia, algunos de ellos filmados por primera vez para el gran público.

Laura Mora (©Thomas Niedermüller for ZFF)
Laura Mora (©Thomas Niedermüller for ZFF)

El jurado de la 18ª edición del Zurich Film Festival, presidido por el director iraní Asghar Farhadi, justificó el premio con estas palabras: Los reyes del mundo fue una de las primeras películas que vimos y nos dejó escenas e imágenes inolvidables. Está meticulosamente tejida y nos acerca a unos jóvenes protagonistas que luchan por la libertad y la dignidad. Utiliza un lenguaje cinematográfico poético que infunde a la dura realidad una dimensión metafísica. Es una historia destacable y poderosa sobre los marginados de la sociedad”.

Suiza y EEUU, también premiados

Otras dos secciones completan el gran podio del festival: Focus y Documentales. El Ojo Dorado de la sección Focus, centrada en películas suizas, alemanas y austriacas, se lo llevó Cascadeuses, el primer largometraje de la suiza Elena Avdija, que arroja luz sobre un trabajo tan apasionante y duro como el de las dobles de acción. Así nos presenta a Virginie, Petra y Estelle, tres mujeres que doblan a actrices en las escenas de riesgo de las películas, (un trabajo) cuyo trabajo queda a menudo eclipsado por el de los hombres.

Cascadeuses (Cortesía del ZFF 2022)
Cascadeuses (Cortesía del ZFF 2022)

El ganador de la sección Documentales fue Sam Now, un trabajo del estadounidense Reed Harkness acerca de las heridas de la separación y del poder sanador de la reconciliación. En su documental, el propio director sigue a su hermano Sam con una cámara Super 8 en un viaje por carretera en busca de su madre, que les abandonó sin explicación alguna cuando eran adolescentes. El resultado es la montaña rusa emocional que viven los hermanos mientras atraviesan los estados de Washington, Oregón y California.

Sam Now (Cortesía del ZFF 2022)
Sam Now (Cortesía del ZFF 2022)

La lista completa de premios y galardonados puede consultarse aquí

España, país invitado de honor

En esta 18ª edición del ZFF, la sección “New World View” tuvo a España como país invitado de honor, lo que permitió presentar doce películas fruto del cine español de nueva generación. La más conocida de ellas fue Alcarràs, de Carla Simón, la historia de una familia de agricultores del melocotón cuya existencia se ve amenazada por la globalización que en febrero ya se alzó con el Oso de Oro en la Berlinale. Pero hubo otras destacadas, como por ejemplo En los márgenes, dirigida por Juan Diego Botto y protagonizada por Penélope Cruz, que trata el tema de los desahucios; o la nueva película del pequeño de los hermanos Trueba, Jonás, que sólo necesita 65 minutos para desarrollar Tenéis que venir a verla, una historia mágica sobre sentimientos no contados protagonizada por dos parejas en sus treinta que viven entre Madrid y las afueras. Asimismo, es digna de mención la catalana Suro, de Mikel Gurrea, un trabajo impecable tanto técnico como actoral que entreteje la historia de una pareja que decide abandonar la ciudad para encargarse de una finca de alcornoques heredada, con el relato de problemas sociales como el racismo o la precariedad laboral, y que mantiene un pulso constante entre una fotografía casi poética y los elementos del thriller más inquietante. 

Éxito de público

Salvando las dos ediciones afectadas por la pandemia, el número de asistentes al Zurich Film Festival no ha parado de aumentar desde que se puso en marcha en 2005. Este año ha superado los 137.000 visitantes, lo que supone un incremento del 15% respecto a la edición de 2019, la anterior a la pandemia. Para Christian Jungen, director artístico del festival, “este dato significa que la gente vuelve a tener muchas ganas de cine y de compartir experiencias cinematográficas”.

El Zurich Film Festival es el evento cinematográfico más importante del otoño en el mundo germanoparlante y en esta 18ª edición ha contado con la presencia de estrellas de la talla de Sir Ben Kingsley, Eddie Redmayne y Charlotte Gainsbourg. A lo largo de 11 días se han presentado un total de 146 películas de 49 nacionalidades distintas, de las cuales un 41,4% están dirigidas por mujeres.