¿Por qué Lausana es la Capital Olímpica?

Lausana es el epicentro del deporte a nivel mundial. Esta ciudad suiza acoge las sedes del Comité Olímpico Internacional y más de 50 federaciones internacionales.

En un contexto político marcado por los conflictos de la primera guerra mundial, en 1915, el barón Pierre de Coubertin, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), decidió trasladar la sede general desde París a las apacibles orillas del Lago Lemán.

Sin embargo, no fue hasta 1994 que Lausana recibió oficialmente el estatus de ciudad olímpica , cuando el presidente Juan Antonio Samaranch aprovechó el centenario del COI para otorgar este título a la ciudad suiza. En dicha conmemoración  se colocaron los anillos olímpicos que hoy en día siguen coronando la estación central de tren de Lausana, construida en 1916.

La historia y desarrollo de esta ciudad está fuertemente ligada al deporte. El magnetismo del Comité Olímpico ha ido atrayendo a numerosas federaciones internacionales y otras organizaciones vinculadas, que se han ido asentando tanto en Lausana como en otras ciudades suizas cercanas. 

Para demostrar sus fuertes raíces con Lausana, el COI inauguró en 2019 la Casa Olímpica, situada a tan solo un kilómetro del estadio Pierre de Coubertin, bautizado así en honor al expresidente que sembró la semilla olímpica en la ciudad. 

Lausana está impregnada del espíritu olímpico en todos sus rincones. No sólo las organizaciones y empresas disfrutan de los privilegios de la ciudad olímpica, sino también residentes y turistas disponen de un gran despliegue de medios para el disfrute del deporte. 

Un ejemplo de ello es el Museo Olímpico, uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad que además de la exposición permanente -que muestra un recorrido por la historia de los juegos olímpicos-, cuenta con una gran oferta cultural ligada al deporte. Así mismo la ciudad dispone de  numerosas instalaciones deportivas y de ocio, así como ofertas formativas relacionadas con el mismo; y es que gracias a la denominación de ciudad olímpica, Lausana atrae empresas y federaciones deportivas, un gran número de profesionales y estudiantes que residen o visitan la ciudad, y además fomenta el turismo. 

Aunque Lausana se convirtió en ciudad olímpica por acoger la sede del Comité Olímpico Internacional, la ciudad no ha cesado en sus esfuerzos por atraer y ofrecer un hogar confortable a sus huéspedes internacionales, ayudándoles a echar raíces y transpirando el espíritu olímpico en su esencia.