Ganadería intensiva, jubilaciones e impuestos, a las urnas

En las próximas votaciones del 25 de septiembre, últimas del año 2022, la población suiza está llamada a votar en las urnas sobre cambios en el bienestar animal, reformas para el seguro de la vejez, el aumento de la edad de jubilación de las mujeres y sobre los Impuestos de Valores y Obligaciones del Estado.

Iniciativa de Ganadería Intensiva

La Iniciativa popular que propone aumentar las exigencias y mejorar las condiciones en la ganadería industrial ha generado encendidos debates tanto en el país como en el exterior, ya que propone restringir muchos parámetros productivos en los establecimientos ganaderos a fin de mejorar el bienestar animal.

El texto que se someterá a votación el próximo 25 de septiembre, ha sido promovido por varias organizaciones de derechos de los animales, así como por activistas llamados antiespecistas, los que consideran que los animales son sujetos de derecho, sensibles y que su vida tiene tanto valor como la de los humanos. La propuesta que se someterá a votación popular pide que se prohíba la ganadería intensiva, a fin de procurar el bienestar y dignidad, tanto del ganado como de aves de corral, restringiendo el número de animales, así como asumiendo otros parámetros productivos.

Imagen publicitaria de los impulsores de la iniciativa

En el caso de que la iniciativa se vote a favor, todos los establecimientos agrícolas que crían animales deberán aplicar en un plazo de 25 años, al menos las directrices establecidas por Bio-Suisse de 2018, requisito que según la Confederación suiza se cumplía en el 2020 en el 62 % de todos los animales en cautividad. Entre esta normativa se contempla, entre otras, la disminución en la densidad de animales por establecimiento, acceso al exterior obligatorio y la disminución de la producción de estiércol. Con estas medidas quedaría prácticamente prohibido realizar ganadería intensiva en Suiza. De la misma manera, quedaría prohibido importar animales y productos animales de otros países, que provengan de condiciones que no cumplan esta directrices.

Los opositores a esta iniciativa exponen que Suiza ya cuenta con suficientes medidas para asegurar el bienestar animal y que de promulgarse esta ley, entre otros, se verían afectados muchos consumidores por el aumento en los costes de los alimentos, aparte de que los controles serían muy difíciles de realizar. Además, argumentan que la prohibición de importar animales, que no cumplan con estos requisitos, iría en contra de los compromisos sobre el libre intercambio de productos de la Organización Mundial del Comercio.

Opositores muestran su rechazo a la iniciativa posando carteles y emoticones hechos de heno

Reforma sobre las pensiones

Otro de los temas que los suizos decidirán próximamente en las urnas es la nueva reforma del “Seguro para la Vejez y la Supervivencia” (SVC en español, AVS en francés o AHV en alemán).

La reforma (SVS21) propone aumentar el IVA (Impuesto de Valor Añadido) en productos electrónicos, alimentos y servicios de alojamiento, de forma que se asegure el capital económico suficiente para el primer pilar de las pensiones durante al menos 10 años. Asimismo, se aumentaría la edad de jubilación de la mujer llevándola a 65 años, con un sistema que propone premiar a las personas que se jubilen después de esa edad.

Fotografía de Philippe Leone, Ginebra

Los opositores critican esta propuesta ya que las mujeres, según un estudio de la Oficina Federal de la Seguridad Social, perciben actualmente una pensión media del 37% más baja que los hombres, por lo que antes de equiparar la edad de jubilación, se debería reducir esta disparidad en la renta. Además añaden que, dada la correlación negativa entre edades avanzadas y reinserción laboral, el aumento en la edad de jubilación podría incidir en un aumento de la tasa de paro y ayudas sociales.

Reforma en la Ley Federal de Retención de Impuestos

Después de que el Parlamento suprimiera el Impuesto de Timbre sobre la compraventa de Valores y del Impuesto anticipado sobre las Obligaciones del Estado a fin de impulsar la economía, el Partido Socialista y los Verdes, quienes están detrás de este Referéndum, se posicionan contra la supresión de estos dos impuestos, argumentando que esta medida supondría una pérdida de ingresos sin compensaciones para los habitantes del país.

Referencias