El Consejo General plantea reducir las ayudas sociales a extranjeros de fuera de la UE

El ejecutivo suizo propone reducir la asistencia social para extranjeros fuera de la UE para incentivar la búsqueda de empleo, así como relajar la presión fiscal y el gasto en asistencia social de cada cantón. 

Dicha propuesta incluye también una revisión de las condiciones para conseguir un permiso, así como limitar la ayuda recibida a residentes temporales de fuera de la UE, durante los tres primeros años desde su solicitud. No obstante, parece que esta regla excluye a los refugiados reconocidos.

No hay que olvidar que, en Suiza, las cantidades económicas de la asistencia social son competencia de cada cantón, pero en términos generales, esto supondría que una persona proveniente de terceros países con un permiso de corta duración recibiría una ayuda un 20% inferior a la de los residentes suizos.

El apoyo no es unánime

En la entrevista realizada por “La Matinale” programa de RTS, Jean-Luc Addor, consejero nacional de la UDC, apuntó que estas medidas pretenden frenar el coste de las ayudas sociales para los cantones y municipios de Suiza, así como frenar el “efecto llamada” a emigrar a dicho país para beneficiarse de unas prestaciones sociales que repercuten directamente en los contribuyentes suizos.

Sin embargo, para la consejera de Estado de los Verdes Lisa Mazzone, estas medidas solo afectan a una pequeña parte de la población del país que realmente lo necesita y que está en riesgo de exclusión. En línea con esta opinión, la plataforma independiente para la ley de asistencia social (UFS) señala que “las prestaciones de asistencia social en Suiza son tan bajas que no cumplen con el mandato constitucional en diversos aspectos”, según recoge Le Nouvelliste.

Además de ello, se estaría produciendo un trato desigual a los residentes de terceros países, ya que la cantidad de las ayudas debería estimarse según el coste de vida en cada cantón y no dependiendo del origen del solicitante. Cabe destacar que son los nacionales de terceros países los más expuestos al riesgo de dependencia de asistencia social, más que suizos o nacionales de la UE.

Para conocer la decisión del Consejo General suizo habrá que esperar, puesto que el periodo de consulta se ha fijado hasta el día 3 de mayo de 2022.

Referencias