La investigación Europea deja fuera a Suiza

El nuevo programa marco Horizon Europe 2021-2027 limita la participación suiza a un menor número de convocatorias y la excluye de financiación.

Recientemente se han conocido avances sobre las conversaciones entre Europa y Suiza para la participación del país helvético en materia de investigación, especialmente en los campos de computación de alto rendimiento, investigación cuántica y navegación espacial, donde Suiza lidera con ventaja estas áreas. Las noticias no son satisfactorias para el futuro investigador del país que llevaba años dependiendo en gran medida de acuerdos bilaterales con Europa. Es un hecho ya que en el programa Horizon Europe (2021-2027), la Confederación suiza ha quedado relegada como tercer país no asociado, y aunque puede participar en unos dos tercios de las convocatorias, no recibirá financiación de la UE.

Quantum Device Lab / Trapped Ion Quantum Information group / Heidi Hostettler, ETH Zurich.

Las causas de esta situación se remontan a mayo de 2021, cuando después de siete años de conversaciones, Suiza se retira de la mesa de negociaciones con la UE quien pretendía renovar acuerdos bilaterales relacionados con, entre otros temas, asuntos referentes a la migración o el comercio. La respuesta de la Comisión Europea fue la degradación de Suiza considerándolo un país ajeno a Europa y por lo tanto no asociado al programa Horizon Europe.

Estas nuevas medidas pusieron en situación de desventaja a todas las instituciones y empresas investigadoras del país, afectando así a muchos investigadores; algunos perdieron las subvenciones que solicitaron, mientras que otros optaron por salir del país como única forma de seguir participando en las investigaciones y así recibir las cuantías económicas correspondientes.

Ante esta situación tan desalentadora, el Consejo Federal ha decidido recientemente tomar varias medidas que palíen los efectos de la exclusión de Suiza del programa de investigación de la UE, como la financiación directa a los científicos suizos que participen en proyectos de la UE, quienes serán financiados directamente por la Federación en 2022 con 1.200 millones de francos para el periodo de dos años; o la búsqueda de nuevas formas de cooperación con otros países para seguir manteniendo su estatus vanguardista en los campos de investigación que lideran. Los países objetivo para mantener y reforzar alianzas son Brasil, Reino Unido y Estados Unidos.

Para la investigación cuántica ya se plantea el desarrollo de un instrumento nacional para el avance de las investigaciones. Desde el Gobierno Federal se está intensificando la cooperación internacional en el sector espacial con un convenio de cooperación específico, que se firmará el 17 de mayo en el PSI “Paul Scherrer Institute”, con el fin de fortalecer las relaciones con la ESA «European Space Agency» y sus Estados miembros.

Es evidente que el posicionamiento y la imagen del país se va a ver afectada por esta modificación de la intervención suiza en los fondos europeos, así lo afirmaba ya en 2018 Andreas Wallraff de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ) : “Nuestra colaboración termina este mes. Y dado que la tecnología cuántica tiene una importancia estratégica para la UE, ni siquiera podremos participar aportando fondos propios. ¡Quedaremos completamente excluidos!”.

En definitiva, nuevos modelos de cooperación junto con el respaldo suizo a sus investigadores marcan el camino para seguir manteniendo un posicionamiento estratégico en investigación cuántica, espacial y sistemas de alto prestaciones.